Porque ese temor de cambiar. O es deseo de continuar con viejas prácticas perimidas

Quien le dará la mano para que no se hunda?

Leo y releo las denuncias, un nuevo intento de despojo del IPS, el enriquecimiento ilícito del Diputado Miguel Cuevas, Zacarías Irun sigue en libertad como si nada hubiera ocurrido, en tanto los periodistas denunciando cada uno de estos hechos, y la justicia, como Ulises, con tapones en los oídos, no escucha nada, cual “cantos de sirena”.

Por otro lado medio país bajo agua, los productores sojeros pidiendo refinanciación de sus deudas a entidades financieras que registraron ganancias de 166 millones de dólares al 30 de Abril pasado, y esperan que el estado se haga cargo de los costos de esta refinanciación para seguir siendo el único sector de la economía con ganancias que no sabemos donde van a parar. Otra parte del país sigue sumida en la miseria.

Todo esto, según los operadores de las redes sociales, y hoy un diario lo pone como principal título de tapa, y habla de “riesgo de derrumbe” del novel gobierno de Marito “de la gente”. Ya Estela Ruiz Diaz, en su columna del domingo, decía lo mismo, y de seguir así, y sin que el gobierno tome medida alguna para paliar la crisis económica que sufre la incipiente clase media paraguaya. Clase media forjada en las bonanzas entre los años 2007 y 2015.

Algunos distraídos economistas llaman “desacelaración” de la economía, a lo que en realidad es una pérdida de poder de compra y corte de la cadena de pagos. Por eso siempre digo a aquellos periodistas que tienen acceso a la prensa formal, que en lugar de vivir convocando a supuestos gurúes, o políticos sin prestigios, llamen al ciudadano común, al que está en la calle, al vendedor callejero, al taxista, al comerciante, al pequeño empresario, y le pregunten como ven cada uno de los problemas del país.

Todo esto recae sobre las espaldas de un Presidente que se debate entre la falta de un equipo sólido que lo acompañe en la gestión, su mayor agente de publicidad, que siempre trata de explicar lo inexplicable es el Ministro de Hacienda, ya que el Ministro del Interior no tiene predicamento, ni carisma ni credibilidad. Entonces el Presidente, debe ponerse el chaleco antibalas y recibir las andanadas de críticas sobre cuestiones que quizá ni tenga idea que courren ni como se pueden encaminar.

Sería horrible. La culpa deberá caerá en primer lugar sobre todos aquellos responsables de áreas que no hablan ni le cuentan la verdad al presidente, luego sobre los que le “aconsejan” cuando se deja aconsejar, y finalmente sobre el Presidente y su Gobierno.

Es una pena, porque el Presidente asumió con el consenso “de la gente”, quienes le acompañaron y quienes creyeron que el traía la solución al país.De seguir así, no quedará uno que no haga leña del árbol caído. Que ya sabemos quien es, que mas allá de su tronco de origen, traía una esperanza para el país.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close